#STOPHATEFORPROFIT la campaña en contra de Facebook

Bajo una iniciativa encabezada por algunos grupos de derechos civiles en Estados Unidos, quieren obligar a las grandes compañias de redes sociales, principalmente Facebook, a controlar la propagación de información y noticias que puedan incitar al odio y la desinformación.  Twitter lo está comenzado a hacer y causó polémica hace unas semanas donde puso una nota sobre un Tweet de Donald Trump, haciendo notar que la información podría crear desinformación o ser falsa

Facebook se ha negado por un largo tiempo a generar acciones de este tipo y controlar el contenido que la gente sube a su plataforma.  Sin embargo esta presión está empezando a llegar a los bolsillos de la compañía. 

Más de 350 grandes empresas multinacionales como Unilever, Coca-Cola, Starbucks, Ford, entre otras, han anunciado que pausarían sus campañas publicitarias en apoya a esta campaña y esperando que Facebook reaccione e implemente mecanismos de control en sus plataformas.

¿Cuánto daño hará esta campaña a Facebook?

La realidad es que el daño que puede tener la compañía es más de reputación que económica. Las acciones de la compañias han estado subiendo desde que empezó la pandemia y a pesar de que tuvieron una caída de aproximadamente 8% por causa del nerviosismo de los inversionistas por este movimiento, lo que representó varios cientos de millones de dólares para la empresa de Mark Zuckerbeg,  en una semana se recuperó esa caída y sigue al alza la acción estando cada vez más cerca de su máximo histórico de 245 dólares.

Y esto es muy sencillo de explicar, Una de las principales fortalezas que distingue a Facebook de otras plataformas es que su flujo de ingresos está muy diversificado. Estas 350 grandes empresas, representan aproximadamente el 6% de los ingresos totales de la empresa en sus ingresos publicitarios. Unos 4,200 millones de dólares, nada despreciables pero tampoco de gran impacto para la empresa.  

La mayor parte de los ingresos publicitarios de la empresa provienen de las miles y miles de empresas en el mundo que utilizan la plataforma para ofrecer sus productos y servicios.  Y estas empresas no se van a ir de Facebook por el costo y cercanía que les ofrece la publicidad en este canal por su capacidad de segmentación y precio.  Las medianas y pequeñas empresas no tienen hoy la capacidad y el capital para poner su publicidad en otros medios como el radio o la televisión. Y estas no tienen el impacto ni el mercado de 2,400 millones de usuarios. Los anuncios en estas plataformas son esenciales para estas empresas.

¿Qué hace Facebook para crecer sus ingresos en plena pandemia?

La compañía se ha enfocado en esta pandemia a atender a las pequeñas y medianas empresas que representan su mayor ingreso. Facebook desarrolló nuevas características de comercio electrónico en todas sus plataformas. No olvidemos que son dueños de Instagram y Whatsapp también. Ahora tienen la posibilidad de desarrollar sus tiendas online dentro de la plataforma mediante Shops, que aunque este producto ya existía, lo han mejorado con una nueva versión.  En esta versión pueden subir catálogos de productos a Facebook o Instagram. Con esto, buscan que los minoristas tengan acceso directo a la base de usuarios con su catálogo completo.

No estamos seguros si esto sea suficiente para mantener el crecimiento esperado, dada la recesión económica mundial y la enorme pérdida de empresas y empleos que se tienen al día de hoy.  Recordemos que esta empresa está acostumbrada a tener crecimientos constantes de doble dígito y cercanos al 20% cada trimestre.  Y la pandemia, más este boicot hará que sus ingresos crezcan solamente un 1% y se espera un crecimiento de 7% para el tercer trimestre

En resumen, la campaña de  #STOPHATEFORPROFIT sí puede generar un daño económico en la empresa, pero es indudable que el mayor daño será en su reputación, si es que no toman medidas prontas y reales al respecto.  Queda esperar que tanto está dispuesto Facebook a modificar sus políticas, que por años no han querido cambiar.

Deja un comentario